Llegando al Parque Nacional Þingvellir.

Parque Nacional Þingvellir. Día 9

Hoy Islandia sabía que nos íbamos de la zona y nos regaló un precioso amanecer.

Lo vimos a la salida hacia el coche, y el sol pintaba el cielo de naranja precioso.

Hoy nuestro coche se encontraba más congelado que nunca, tocaba rascar un poco el cristal, ya que no veíamos nada.

Metimos las maletas en el coche, y al mirar por la ventanilla entendí porque los copos de nieve se dibujan así.

Ahora si le puse motivo a ese dibujo de estrella que aparece en todos los lados.

 

copos de nieve islandia

Programamos el Google Maps , salimos en dirección a la carretera 35 que nos llevaría hasta Kerið.

Kerið es el cráter de una explosión de hace 6500 años donde la tierra es rojiza y el lago de color verde.

Para visitar este cráter hay que pagar 3.50€ el horario de junio, julio y agosto es de 8.30 a 21:00. Para el resto del año las horas de sol.

Este crates lo puedes ver desde un mirador para verlo desde arriba y darte cuenta de la amplitud que tiene y apreciar los colores de la tierra.

Luego tienes que tomar un camino asfaltado que hay a la izquierda y bajar justo hasta su base.

Allí encontrareis un banco con unas bonitas vistas, merece la pena bajar.

Cuando nosotros lo visitamos el lago estaba congelado, había gente que lanzaba piedras para ver cómo resbalaban, sólo oíamos el ruido de las piedras deslizarse, y alguna que otra como rompía el hielo.

Esta visita es bastante rápida, el lugar es llamativo ya que puedes llegar a la base del lago.

Volvimos al coche, ahora nos tocaba conducir un poco más que antes, por delante teníamos media hora de coche para llegar al Parque Nacional Þingvellir.

Nos liamos un poco al llegar, la carretera te va indicando diferentes parkings donde te viene mejor uno u otro.

Pero justo a la entrada hay una cafetería y un punto de información donde te dirán que zona es la mejor para lo que quieres ver.

Nosotros tras el pequeño lío fuimos a preguntar, y el chico muy amablemente nos indico sin ningún problema, es más nos advirtió de que tuviéramos cuidado, ya que había alguna placa de hielo en la zona de la cascada.

Acordaros si vais en temporada de invierno, los crampones son necesarios.

El Parque Nacional Þingvellir es el lugar de más importancia histórica de Islandia. Los vikingos establecieron allí el primer parlamento democrático del mundo.

Fue el primer parque nacional del país y fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 2004.

Nuestra primera visita allí fue Öxarárfoss, donde el río Öxará corta la placa tectónica occidental y se precipita por el borde formando una serie de cascadas que tuvimos la suerte de ver congeladas.

El piscina que deja la cascada se llama Drekkingarhylur, allí se ahogaban a las mujeres acusadas de infanticidio, adulterio u otros crímenes graves.

La encontraréis si aparcais en el parking 2  seguir el camino hacia la izquierda, hacia la derecha vais a la cascada.

Öxarárfoss

Öxarárfoss

Otra cosa que ver en este parque son las placas tectónicas donde América del Norte y Europa se separan entre 1  y 18 mm cada año.

A causa de esto pueden verse estanques, fisuras y ríos, y también la gran grieta Almannagjá.

La falla la podreis ver tranquilamente, ya que un sendero discurre hasta el centro de visitantes.

Þingvallavatn es el lago más grande de Islandia, las aguas del glaciar Langjökull se filtran durante 40km para emerger aquí.

Este lugar es parada para aves migratorias, y en sus aguas abundan la trucha ártica.

Þingvallakirkja es una de las primeras iglesias de Islandia, en ella se encuentran campanas de tiempos anteriores, en el cementerio descansan dos poetas de la época.

Justo al lado se encuentra una granja que se construyó en 1930, hoy es la oficina de los vigilantes del parque y la residencia de verano del primer ministro.

Drekkingarhylur
Drekkingarhylur
Almannagjá
Almannagjá
Placas tectónicas
Placas tectónicas
Þingvallavatn
Þingvallavatn
Lago Þingvallavatn
Lago Þingvallavatn
Igelsia y granja Þingvellir
Igelsia y granja Þingvellir

Varios paseos por el parque llegó la hora de comer, en el mismo parking de la zona montamos nuestro picnic.

Al acabar fuimos a tomarnos un café, buscamos una cafetería de carretera por la zona, café y chocolate apareció por la mesa, y en una animada charla disfrutando del calor que hacía en el establecimiento echamos un rato.

Habíamos acabado las visitas del día, ahora nos quedaba llegar hasta Reikiavik, teníamos tiempo suficiente.

Al llegar al apartamento descansamos un poco y nos fuimos a conocer la ciudad.

Paseo nocturno Reikiavik

Iglesia Reikiavik

Subimos hasta la zona de la iglesia para verla iluminada.

Recorrimos la calle principal, compramos imanes para llenar la nevera de destinos visitados.

Este día decidimos cenar fuera.

Os recomendaros este modesto restaurante donde degustamos unas deliciosas sopas de cordero y marisco en una sorprendente hogaza de pan.

Icelandic street food

Opiniones tripadvisor

 

De las dos a mi la que más me gusto fue la de marisco.

Creemos recordar que por las dos sopas y los dos refrescos que nos tomamos no pagamos más de 30€.

Para ser Islandia lo consideramos un precio razonable, y la calidad es buena.

El local es pequeño, pero los chicos están muy atentos y es un sitio limpio y agradable.

Y así acabamos nuestro día de hoy.

Mañana tocaba disfrutar de Reikiavik. Pero eso os lo contaremos otro día.

 

Related Post

2 thoughts on “Llegando al Parque Nacional Þingvellir.

  1. Hola María.

    Amanecer así fue uno de esos momentos que no esperas y te sorprenden.
    Como siempre os digo cuando tengáis la oportunidad no lo dudéis, es un país alucinantemente bello.
    Me encantará veros por allí.
    Gracias por dedicarnos un ratito.

    Besos abrazos.
    Carmen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *