Cape Cross y sus cientos de leones marinos.

Cape Cross significa que mires donde mires encontrarás al menos un león marino.

Imaginate cientos, qué digo cientos, miles de leones marinos juntos frente al mar, en una playa tranquilos durmiendo, comiendo o enfadados entre ellos.

Bueno y qué decir de las heces de esos miles de leones marinos, ese hedor es indescriptible, no habíamos olido jamás nada igual.

Te haces una idea?

Pues si ese es el precio que tienes que pagar por ver esta colonia de crías de leones marinos más conocida en Namibia.

Esta colonia ha aumentado mucho en los ultimos años gracias a la gran cantidad de pescado que se encuentra en esa zona.

Historia de Cape Cross.

Principalmente conocido por la colonia de leones marinos también cuenta con una historia.

Diego Cao explorador portugués llega a Namibia en 1585 siendo el primer europeo en llegar a esa zona erige allí una cruz de 2 metros de alto y 360 kg de peso para tomar posesión del lugar en el nombre del rey Joao II

En 1983 un marinero alemán, el capital Becker robo la cruz y la envió a Alemania.

Al año siguiente el kaiser Guillermo II ordenó construir una replica exacta con inscripciones en latín y portugués y la envió al lugar de la primera junto con otra en granito negro.

Décadas más tarde el lugar empezó a utilizarse para el comercio de guano (excremento de focas marinas)

Donde se encuentra Cape Cross.

Este cabo es un punto en la Costa de los Esqueletos.

Se encuentra a 127 km de Swakopmund al norte, por la carretera de sal costera.

Lo característico de esta carretera es que a un lado verás el Océano Atlántico y al otro te encontrarás dunas y más dunas de arena del desierto.

También podrás encontrar algún barco varado por la zona.

Según vas recorriendo kilómetros por la carretera cada vez que encuentras más solo, cada vez la zona es más insólita, cada vez el camino es más sorprendente, cada vez las ganas te piden más y más.

No existe transporte público para llegar a la zona. Tienes que llegar en turismo propio.

cabo cross

Cape  Cross. Reserva de lobos marinos.

Cape Cross es una de las colonias más grande del mundo.

Los lobos marinos tienen una espesa capa de pelo corto debajo de los pelos protectores que los mantienen secos, así mantienen la temperatura corporal a 37ºC pudiendo así pasar largos periodos en aguas frías.

Los machos pesan al menos 200 kg pero en epoca de cria engorda hasta sobrepasar los 360 kg.

Las hembras son muchísimo más pequeñas, 75 kg y paren una única cría de ojos azules en noviembre.

Las crías empiezan a mamar una hora después de nacer, pero pronto tienen que ser abandonadas porque sus madres se van a buscar alimento. Cuando vuelven encuentran a sus crías por una combinación de olor y llamadas.

Los lobos marinos no son sociables.

En la colonia la vida es mucho más fácil para reproducirse y no ser sorprendidos por depredadores.

Los principales depredadores de los leones marinos son la hiena parda y el chacal de lomo negro, que causan el 25% de las muertes de las crías.

Cape Cross para nosotros.

Mientras planeábamos el viaje teníamos claro que si podiamos nos queríamos acercar a ves esta colonia tan grande de leones marinos, y afortunadamente encontramos el momento.

Tras visitar las ciudades de la costa de Namibia y en una hora y algo más o menos llegamos a este lugar tan llamativo.

La caseta para pagar la entrada se encuentra antes, te toca aparcar el coche, registrarte en el libro de visitas y pagar la entrada, 80 NAD por persona más 10 NAD por coche.

Pagada la entrada, y una visita al servicio después conducimos la distancia que nos faltaba hasta llegar a la zona de avistamiento, vamos hasta donde se encuentran todos estos leones pasando sus horas sin prisa, sin estrés.

Según el coche se va acercando el olor cada vez se hace más y más fuerte, pero cuando abres la puerta y pones los pies en el suelo ese olor se empieza a meter dentro de ti.

Se apodera de todo, hay momentos en los que llega a ser insoportable.

Para divisar a los leones hay unas pasarelas por toda la zona, en ellas hay señales que te advierten que son animales agresivos, que no te acerques a ellos, pero hay momentos que ellos mismos se han apoderado de la zona, como en el aparcamiento, los encontrarás tan cerca de tu coche tirados con la panza boca arriba y te apetecerá tocarlos, pero no se te ocurra si no quieres llevarte un buen mordisco.

Pasear por la pasarela es todo un espectáculo a la vista, al oído y como os dije antes al olfato, (tapando la nariz con unas toallitas de culito de bebé  se hace más ameno) mires donde mires te aseguro que verás más de 20 leones marinos, bañándose en el mar, crías jugando unas con otras, mamás amamantando a bebes, machos enseñando su fuerza y virilidad, otras durmiendo tiradas en la arena, otras con unas posturas que parecen contorsionistas del circo…

Y qué decir de los gritos que pegan, llegan a dejar sorda por momentos.

Pero sin ninguna duda es un espectáculo digno de ver, llegar hasta allí por esa carretera donde no ves nada y encontrarte esa colonia tan enorme sorprende a todos los viajeros que llegan hasta allí con ganas de disfrutar de estos enormes mamíferos que te llegan a cautivar, contemplando la vida salvaje sin barreras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *